INSTITUTO DR. E. LALINDE. Visite nuestra pagina principal INSTITUTO DR. E. LALINDE. Visite nuestra pagina principal INSTITUTO DR. E. LALINDE. Visite nuestra pagina principal
INSTITUTO DR. E. LALINDE. Visite nuestra pagina principal
DR. JOSE MASEDA AMESTOY

INSTITUTO DR. E. LALINDE. Visite nuestra pagina principal

Consulte su caso. Le contestaremos lo antes posible

 
 
Jose Maseda Amestoy

Jefe de Servicio de Anestesiologia y Reanimacion de la Clínica Puerta de Hierro de Madrid

La Anestesia es una parte importante de nuestra actividad ya que dependemos de ella para poder ofrecerles los tratamientos que realizamos. Nuestro objetivo es que al tiempo que les damos soluciones a sus problemas, les podamos asegurar, por un lado la comodidad de un tratamiento sin molestias y sin dolor, y por otro la seguridad que precisa alguien que va a poner su salud en nuestras manos.

Ademas de facilitarles el tratamiento, nuestra principal preocupacion es su seguridad, por lo que le explicaremos como se realizara el tratamiento y buscaremos la forma de aplicarlo que le garantize no solo la mayor comodidad, sino la seguridad que debe acompañar a este tipo de procedimientos

Al realizar parte de nuestro trabajo en la Clínica La Luz de Madrid disponemos de los recursos necesarios para aplicar anestesia general o la sedacion consciente al paciente en caso que así lo requieran, puesto que este es uno de lo hospitales mejor dotados y con mayor calidad de la ciudad de Madrid.

Sedacion Consciente y Anestesia

No estamos preocupados por las técnicas de trabajo en medicina, cirugia y en odontologia, ya que pensamos que son correctas. Nos centramos en la forma de aplicárselas al paciente, el cual sabemos tiene dos grandes problemas a la hora de acudir a vernos: miedo, y ansiedad.

Mediante la técnica de sedación consciente, hemos llegado a no dar al paciente esos dos problemas, ya que en una sola sesión y en un estado de relajación pero completamente despierto, el paciente no notará nunca pinchazos o siquiera el tiempo que hemos estado trabajando en su cuerpo.

Esta técnica lleva aplicándose en Estados Unidos más de veinticinco años ya que el paciente allí es más exigente que el europeo, y por tanto, evita la ansiedad y la pérdida inútil de horas de trabajo.